Herpes en la nariz

Herpes en la nariz


La aparición de herpes en la nariz se debe a infecciones de tipo viral a cargo del virus HSV-1. Este virus actúa sobre la boca, pero es bastante común que termine afectando a zonas próximas como la nariz.

Herpes en la nariz: síntomas y aparición

La forma de transmisión más común del virus HSV-1 es a través de los besos, aunque su manifestación no es inmediata. Pueden pasar hasta tres semanas hasta que aparezcan los primeros síntomas de herpes en la nariz.

Las primeras molestias tienen lugar en forma de un desagradable hormigueo. En la zona se siente una especie de ardor, aunque no hay signos externos que delaten la presencia de herpes. Si bien es una sensación tolerable, resulta muy molesta.

Poco después puede aparecer enrojecimiento e inflamación.

Esta señal se produce aproximadamente unos 3 días antes de que comience a hacerse visible la aparición de ampollas en la nariz.

Las ampollas son dolorosas y están rellenas de líquido. Es importante evitar tocarlas o rascarse para que dichas ampollas no se rompan y suelten el contenido de su interior, ya que ello colaboraría a agravar más el problema y quizás a extenderlo a otras áreas de la cara. Las ampollas deben dejarse crecer y explotar por sí solas, algo que ocurre pronto.

Extremar la precaución en este punto es fundamental, ya que es el momento en que resulta más probable que el contagio se produzca. Cualquier contacto con el líquido que contienen las ampollas de la nariz supone la exposición al virus y la posible transmisión del herpes de la nariz a otras personas.

Tras la ruptura de las ampollas, se creará una capa dura en forma de costra que supone el primer signo de que el problema ya está en fase de remitir. Al igual que con las ampollas, hay que abstenerse de tocar dichas costras o tratar de arrancarlas, ya que hacerlo puede alargar el proceso de recuperación. Sin embargo, las molestias en forma de picores todavía permanecen.

Si todo se desarrolla con normalidad, la costra termina por caerse sola en una semana y la piel vuelve a tener su aspecto normal sin que queden marcas o señales del herpes en la nariz.

En total, el tiempo estimado de duración del herpes de nariz es de entre 7 y 14 días.

Causas del herpes en la nariz

La aparición de un herpes en la nariz puede deberse a muchas causas, no sólo al contagio. Un herpes es señal de que en el organismo existe una infección.

Por esa razón, aquellas personas con un sistema inmunológico más débil pueden verse afectadas con más frecuencia por los herpes.

Las gripes y constipados también pueden colaborar a su aparición, e incluso la formación de herpes en la nariz puede deberse a causas tan diversas como el estrés, la menstruación, fatiga, o alergias alimentarias

Pero con independencia de aquello que lo pueda haber originado, lo más importante es prevenir los contagios, ya que es mucho más sencillo que alguien adquiera el virus por esta vía que por ninguna otra.

Tratamiento del herpes en la nariz

Debido a que no existe una cura para el virus HSV-1, todo lo que puede hacerse al respecto, cuando aparece un herpes en la nariz, es tratar de minimizar las molestias a la espera de que el proceso se complete.

Para evitar que pueda extenderse el herpes a otras zonas es necesario lavar la zona con un paño humedecido en agua tibia y jabón anti bacterias.

También es frecuente que se prescriban medicamentos antivirales como el Zovirax para tratar de minimizar el impacto del virus.

Para el alivio del picor y la reducción del tiempo de acción del virus, el uso de cremas como el Denavir (Penciclovir) o de ungüentos con lidocaína puede ser de utilidad. El dolor suele combatirse con analgésicos como el Ibuprofeno o la aplicación de hielo

Aunque el herpes en la nariz no es grave, causa numerosas molestias que pueden evitarse si se toman las medidas preventivas adecuadas.

Un correcto manejo de los síntomas y su tratamiento, o la restricción del contacto con otras personas durante el periodo en el que se desarrolla el herpes en la nariz, son las maneras más eficaces de impedir que el virus se propague.