Tipos de rinitis

Los Tipos de rinitis

La rinitis es un tipo de afección que tiene su origen en la mucosa nasal y que produce síntomas como picores, congestión, lagrimeo, anosmia (pérdida del sentido del olfato), estornudos. Generalmente se divide en todos tipos genéricos: decimos que una rinitis es aguda cuando su duración no es demasiado extensa, o es rinitis crónica cuando se entiende que es de larga duración.


Además, también se suelen clasificar en rinitis no alérgicas y rinitis alérgicas.
¿Sabías que el 2 de cada 10 personas padecen algún tipo de alergia provocada por la rinitis y no lo saben? Y es que estamos hablando del tipo de alergia más habitual.
A continuación, vamos a analizar de una forma más detenida los diferentes tipos de rinitis.

Tipos de rinitis más comunes

Rinitis alérgica

Tiene su origen en una reacción de carácter inmunológica en el organismo frente a determinadas sustancias o elementos que el mismo reconoce como si fueran peligrosas, pero no lo son.
La rinitis alérgica se puede presentar de una forma más habitual en primavera, cuando especies de plantas como el olivo, las gramíneas o las cupresáceas empiezan a germinar. Estas plantas son las principales causantes de que se desarrolle la alergia en el paciente.
tipos de rinitis que afectan a la nariz
Sin embargo, esta alérgica se puede llegar a agravar y, en vez de durar tan solo un periodo determinado, podría llegar a hacerlo durante prácticamente toda la vida.
En este caso estamos hablando de una “rinitis crónica”; aquí el principal causante de este tipo de rinitis no son las plantas, si no que pueden ser los ácaros, así como cualquier otra sustancia que se encuentra de forma habitual en el ambiente. También puede ser que la persona afectada tenga alergia a los pelos de sus mascotas: el pelo de los perros, de los gatos o de los conejos suelen ser el motivo de alergia más habitual.

Rinitis no alérgicas

Dentro de las rinitis no alergicas, nos encontramos con tres tipos diferentes que podemos clasificar como:

Rinitis hormonal

El origen de este tipo de rinitis es que se han producido variaciones en los niveles de plasma de algunas hormonas determinadas (algo que, por ejemplo, suele ser bastante habitual cuando una mujer está embarazada); cómo resultado se produce una variación de los niveles de estrógenos haciendo que estos aumenten, lo que, a su vez, aumentará la viscosidad de las mucosas nasales, así como la intensidad de la secreción.

En el momento en el que termina el parto, este tipo de rinitis debería de desaparecer.
La rinitis hormonal comparte algunos de sus síntomas con el hipotiroidismo o la diabetes.

Rinitis atrófica

La rinitis atrófica es bastante desconocida para el hombre, ya que ni tan siquiera se conoce el origen de la misma. Se sabe que es de carácter crónica y que se presenta en formas de alteraciones de la mucosa nasal; esta puede estar más dura de lo normal, o con algunos síntomas anormales.

Esto puede hacer que se creen costras en el interior de las fosas nasales. Uno de los principales problemas derivado de esto es que las costras generarán un mal olor, por lo que el paciente que las tiene perderá parte del sentido del olfato.

Rinitis vasomotora

Y terminamos con este tipo de rinitis que es crónico; su principal diferencia es que se manifiesta por la dilatación de los vasos sanguíneos de la membrana de la mucosa de la nariz; esto provocará goteo, irritación y estornudos.

Se piensa que su origen está relacionado con el tabaco, cambios extremos de temperatura, así como condiciones extremas de humedad.
Y estos son los tipos de rinitis que existen y que pueden afectarnos en prácticamente cualquier momento.